¿Por qué no puedes resistirte a la mirada tierna de un perro?

Cuando tu perro y tú se miran a los ojos, se libera en el cerebro, tanto del perro como en el tuyo, la hormona del amor, llamada oxitocina. La oxitocina es más conocida porque ayuda a crear el lazo amoroso entre padres e hijos a través de la mirada, y ahora se ha descubierto que los perros usan el mismo mecanismo para ganarse nuestra confianza.

Sigue leyendo

Anuncios